© Copyright Qode Interactive

PIAS y el Hospital Naval

Las Plataformas Itinerantes de Acción Social (PIAS) son embarcaciones diseñadas por los Servicios Industriales de la Marina de Guerra del Perú (MGP). Estas recorren la Amazonía peruana llevando la presencia del Estado —a través de servicios multisectoriales de salud y programas sociales— a las poblaciones vulnerables que viven en zonas de difícil acceso.

Este programa —a cargo del Midis y sostenido por la Oficina de Telemedicina del Hospital Naval, en cooperación con la MGP, el Minsa, el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, el Reniec y el Banco de la Nación—, cuenta a la fecha con cuatro embarcaciones que realizan, cada una, de cuatro a cinco travesías anuales, con una duración de treinta a cuarenta y cinco días.

Para su funcionamiento, se demanda un trabajo coordinado entre oficiales, subalternos y médicos a bordo;  los primeros intervienen en la conducción y el mantenimiento de las naves; los segundos, mediante la protección y el traslado de los civiles encargados de las tareas administrativas, y los terceros, por medio de la atención médica in situ y vía telemedicina.

Sin duda alguna, las PIAS constituyen un esfuerzo interinstitucional, integral, articulado y sostenible.

El servicio de telemedicina se implementa en las PIAS para realizar teleconsultas en tiempo real entre los médicos de los barcos (centros consultantes) y los especialistas del Hospital Naval (centro consultor), brindando así atención médica de calidad a la población del Área de Salud.

De esta manera, un especialista del Hospital Naval, con el apoyo de la teleconsulta y la teleecografía, puede ayudar al médico general a brindar un adecuado tratamiento. Asimismo, puede referir a un paciente al hospital más cercano o, si el caso lo amerita, a un centro sanitario de mayor complejidad. Además, de ser necesario, puede guiar al médico tripulante en una intervención obstétrica de emergencia.    

Del 2013 al 2017,  las PIAS han atendido aproximadamente a 100 000 personas —en su gran mayoría embarazadas e infantes—, y se planea que, para el 2021, funcionen nueve más, incluyendo la que navegará pronto en el lago Titicaca.

La capacidad de telemedicina de las PIAS es, pues, una herramienta de gestión y apoyo en salud. Por lo tanto, se necesita incorporarla a otros hospitales, siendo de vital importancia la implementación de un protocolo nacional de telemedicina, el cual aceleraría la expansión de este servicio en todo el país.

En ese sentido, la telemedicina se convierte en una forma rápida, económica y eficaz de reducir la brecha social que aún existe en el acceso a los servicios de salud en las áreas rurales, en este caso, en la Amazonía, que representa el 52 % de nuestro territorio.

Artículo escrito en colaboración con:

Dra. Sussy Alvis Zúñiga

 Jefa de la Oficina de Telemedicina del Hospital Naval

No Comments

Post A Comment