© Copyright Qode Interactive

Teleecografía para zonas rurales

El proyecto de teleecografía para zonas rurales empezó con la creación del teleecógrafo, que, a diferencia del ecógrafo convencional, puede transmitir por Internet toda la información que recolecta del paciente para ser analizada desde cualquier sitio en que exista una red de conexión de banda ancha. Llevarlo a cabo a distancia y en zonas alejadas permite mejorar el sistema de referencias y contrarreferencias, así como también reducir costos al sistema de salud y a los mismos pacientes, lo que conlleva a un mejor servicio de salud.

El proyecto de teleecografía va más allá del ecógrafo con capacidad de telemedicina per se. Medical Innovation & Technology, además de haber creado el equipo y sistema, de igual modo ha creado un proceso de aprendizaje que incluye un protocolo de adquisición para que el personal del sector médico pueda adquirir una imagen de calidad para un diagnóstico óptimo.

La primera prueba piloto del proyecto de teleecografía se realizó en Churcampa (Huancavelica). En coordinación con el Ministerio de Salud, se eligió este poblado como sitio de prueba debido a que es una localidad rural con disposición a adoptar tecnología médica de punta. La intervención en Churcampa fue puntual y duró tres días: un día de capacitación, uno de convocatoria y otro de atención. El primer día se capacitó a seis personas —entre enfermeros, obstetras y médicos—, quienes aprendieron, en menos de ocho horas, cómo hacer adquisiciones de imágenes y de qué manera subirlas a la nube; el segundo día, se hizo la convocatoria, y el tercer día, se atendió a diez pacientes,  quienes accedieron a un diagnóstico de calidad, un hito dada la limitada capacidad del puesto de salud de Churcampa, que solo tenía un médico y un ecógrafo.

Medical ha llevado a cabo cinco pilotos a la fecha. A julio del 2017, se cuenta con más de 120 pacientes atendidos y veinte personas capacitadas. El último piloto realizado en la comunidad de Leoncio Prado (Parinari, Loreto), permitió llevar dieciséis telediagnósticos a mujeres embarazadas de una comunidad rural que solo contaba con un pequeño puesto de salud nivel I-1. Esta intervención significó un ahorro para las pacientes atendidas de S/ 24 000, pues por obtener una atención similar en Nauta hubieran gastado entre S/ 1500 y S/ 210 cada una, dependiendo de la urgencia y el tipo de atención requerida.

En Perú existen alrededor de 300 radiólogos para una población de más de 30 millones, y en las zonas rurales viven más de 7 millones de personas que no cuentan ni con el 10 % de ellos; algunos departamentos, como Huancavelica, apenas cuentan con un radiólogo para toda la región. Por consiguiente, es importante hacer accesible la adquisición de imágenes médicas para las comunidades rurales y reducir así la inequidad en el acceso a estos servicios.

Para mejorar la cobertura de Internet en las zonas rurales, de índices deficitarios en Perú, se ha iniciado una relación de cooperación con Google; no obstante, el impedimento de comercialización de tecnología médica en nuestro país, que no es exclusividad de Medical —sino que además engloba al resto de empresas que se dedican a este rubro—, dificulta la masificación del proyecto. En vista de este problema, se está en búsqueda del apoyo político del Congreso.

Artículo escrito en colaboración con:

Lic. Leslie Trujillo 

Licenciada en Gestión y Alta Dirección por la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) 

Responsable de la cadena de gestión estratégica en Medical Innovation & Technology

Jefa de Práctica del curso Gestión de Organizaciones en la PUCP

No Comments

Post A Comment